Inscripciones

Autoevaluación Institucional

La autoevaluación como manifestación de la autorregulación y de las posibilidades de mejoramiento continuo de una institución se constituye en elemento fundamental del aseguramiento de calidad institucional y es requisito para llevar a cabo procesos de solicitud o renovación de registros calificados para el funcionamiento de programas académicos, así como para la presentación voluntaria a la acreditación de alta calidad institucional y de programas académicos.

 

Mediante los procesos de autoevaluación la Fundación pone de presente su compromiso con la calidad y con el mejoramiento continuo a través de la capacidad institucional de reconocer sus fortalezas y aspectos por mejorar, así como de llevar a cabo los planes de mejoramiento que se deriven de los procesos de autoevaluación.

 

 

LA CONCEPCIÓN DE AUTOEVALUACIÓN PARA LA FUNDACIÓN

 

Como parte del aseguramiento de calidad la auto evaluación se concibe como un proceso institucional, permanente, continuo, participativo e integral que tiene como propósito fomentar en la comunidad académica una cultura de autorregulación y mejoramiento continuo. Los planes de mejoramiento que se obtengan del proceso de auto evaluación serán en consecuencia, el resultado de un esfuerzo sistemático y objetivo de la institución en la perspectiva de la auto regulación.

 

El objetivo de la auto evaluación para la Fundación es desarrollar de manera permanente y participativa una cultura de la calidad para el mejoramiento continuo a través de ejercicios de evaluación y de la generación de planes de mejoramiento y seguimiento de los resultados que los anteriores arrojen.

 

 

PARTICIPANTES DEL PROCESO DE AUTOEVALUACIÓN

 

Los estudiantes, los profesores, los empleados administrativos y los egresados como miembros de la comunidad académica participan activamente en el desarrollo del proceso de autoevaluación, aportan sus opiniones y apreciaciones sobre numerosos aspectos académicos.Una auto evaluación se nutre también de las opiniones y percepciones de otros grupos de interés como los representantes de empresas, de entidades, y de organizaciones privadas, de entidades del sector público del orden nacional, departamental, o municipal y de otras como las organizaciones no gubernamentales y miembros de la sociedad civil.